El lúpulo Ingredientes de la cerveza artesana

El lúpulo – Ingredientes de la cerveza artesana (iii)

De nuevo en Uva y Cebada contamos con un artículo de nuestro colaborador Pedro Miguel Ortega Martínez. La levadura ingredientes de la cerveza artesana, continíua la serie sobre los ingredientes básicos de la cerveza. Publicado en Revista Digital de Castilla y León.

No podéis dejar de visitar su Blog Libros con cerveza. También es colaboador de la Revista Digital de Castilla y León, en la sección titulada Nuestras Cervezas, y socio del Club Español de Coleccionstas Cerveceros CELCE.

Desde hoy podremos disfrutar de sus aportaciones en La cebada segada y la uva pisada, el blog de Uva y Cebada.


El lúpulo de León, ingredientes de la cerveza artesana

Esta curiosa materia prima, una de las principales junto a la malta cervecera, el maíz, el trigo, el arroz, tiene una trayectoria histórica en nuestro país que conviene recordar. En especial partiendo de la base que la cerveza era una bebida extranjera, y durante muchos años fue preciso importar el lúpulo desde los países centroeuropeos.

Por este motivo les cito la sindicación o asociacionismo entre empresas como El Águila, La Cruz del Campo, Mahou, Damm, Estrella de Galicia, y la Zaragozana, que eran algunas de las marcas unidas cuando un 12 de mayo de 1922 decidieron crear la “Asociación de Fabricantes de Cerveza de España”.

Años después, y superada la II Guerra Mundial, en 1945, prácticamente todas las fábricas de cerveza en España, se unieron en un nuevo proyecto común, decididos en apostar por el propio cultivo de lúpulo en nuestro país. De esta iniciativa nació la empresa S.A. Española de Fomento del Lúpulo, y un 23 de mayo de 1945 es la Junta Técnica del Estado quien promulga un decreto mediante el cual recae en dicha sociedad la concesión administrativa para fomentar el cultivo del lúpulo.

En los años 60 se consigue abastecer a todos los fabricantes asociados, y el cultivo se concentra en las provincias de León, Asturias y La Coruña. Esta planta trepadora requiere ambientes húmedos, y preferentemente con cierta umbría. Se convierte en el “oro verde” de varias comarcas leonesas, concretamente la ribera del río Órbigo, pues es un cultivo altamente rentable para los agricultores, y siempre contó con ingresos garantizados para éstos, ya que se contrataba toda la producción con varios años de antelación para las cerveceras.

Hecha esta breve salvedad por cuanto se refiere al lúpulo español, conviene también citar que su receta de cocer el mosto obtenido de la malta cervecera, junto con algunos capullos de lúpulo, es consejo de una religiosa benedictina alemana, sor Hildegard von Bingen (1098-1179) proclamada Doctora de la Iglesia el 7 de octubre de 2012 por el papa Benedicto XVI. En la Baja Edad Media alemana, solía visitar monasterios y abadías impartiendo sus doctas clases, incluidas las de alimentación; por este motivo recomendaba, a los religiosos que fabricaban cervezas (algunas marcas de hoy siguen la tradición de entonces: Franziskaner, Paulaner, Agustiner, Weihenstephaner, etc.) añadir en el cocimiento unos capullos de lúpulo, que venía a ser como la sal de la cerveza, dado que sus resinas amargas contribuyen muy significativamente en conservar la bebida fermentada a causa de la acción bactericida: “putredines prohibet amaritudine en ella” (su amargura evita el deterioro).

Su cultivo actual se concentra en Villanueva del Carrizo (León) donde se puede observar su enramado vertical (entutorado), pues se trata de una planta trepadora Humulus lupulus, de la familia Cannabiaceas. Su brotación normal es a finales de abril; su crecimiento máximo a finales de junio; se cosecha en la primera quincena de septiembre. Luego se procedía al secado, para facilitar su conservación. Aunque con los avances tecnológicos se comercializa hoy día, por la ya citada S.A. Española de Fomento del Lúpulo, en forma de lúpulo granulado (90%) envasado al vacío (pellets Tipo 90) y el otro 10% en un jarabe isomerizado en forma de extracto CO2 de lúpulo; por las ventajas que ambos productos tienen en el momento del cocimiento, con el mosto previamente obtenido de la malta y adjuntos (maíz, arroz…) acreditados por las autoridades de Agricultura y Sanidad en España.

El lúpulo – Ingredientes de la cerveza artesana (iii)

por Pedro Miguel Ortega Martínez
Extraído de Revista Digital de Castilla y León
Autor de Libros con cerveza
Socio del Club Español de Coleccionstas Cerveceros · CELCE