Sello Correos cerveza

El cocimiento de cerveza en un sello de correos

De nuevo en Uva y Cebada contamos con un artículo de nuestro colaborador Pedro Miguel Ortega Martínez. 

No podéis dejar de visitar su Blog Libros con cerveza. También es colaboador de la Revista Digital de Castilla y León, en la sección titulada Nuestras Cervezas, y socio del Club Español de Coleccionstas Cerveceros CELCE.

Desde hoy podremos disfrutar de sus aportaciones en La cebada segada y la uva pisada, el blog de Uva y Cebada.


El cocimiento de cerveza en un sello de correos

Seguimos con interés el concurso DISELLO convocado por la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos, S.A. Desde el 19 de febrero de 2016 hasta el día 25 de noviembre, fueron unos nueve meses de intensa participación por parte de numerosos creadores gráficos; además con la particularidad de que dicha convocatoria tenía dos opciones: una sección juvenil y otra general. En la primera se motivaba la creatividad hasta una edad determinada, y en la segunda se ofrecía participar a profesionales o no profesionales, entendieran o no, en materia de diseño filatélico. A la vista de los originales recibidos, y con una temática libre para todos sus autores, se han superado las expectativas así como el número de participantes respecto a las dos ediciones anteriores.

El cocimiento de cerveza en un sello de correos

El cocimiento de cerveza en un sello de correos

Según se puede comprobar por la página Web del citado concurso, se cerró la admisión de trabajos el 25 de noviembre como queda antes dicho. Posteriormente se procedió al recuento de votos recibidos mediante la red de Internet, escogidos por los anónimos votantes 20 originales de la sección juvenil y otros 20 diseños de la sección general. El mismo número sería elegido igualmente por un jurado de expertos en la materia, hasta conseguir entre todos el número total de 80 finalistas según se explicaba en las bases concursales.
Durante los días de Navidad, y por cuanto pude observar en dicha website, se hicieron público los diseños y autores que habían alcanzado la clasificación de finalistas. Un trabajo para los organizadores, resuelto con sus mejores criterios técnicos, artísticos, etc., pues no en balde debieron dirimir entre 638 modelos admitidos en la sección juvenil, más 786 diseños admitidos para la sección general. Y puede ser que entre tantos presentados a concurso, más de uno no fue admitido al no coincidir con los detalles exigidos para participar, medidas, tema elegido… resultando ser en total 1.424 bocetos los admitidos finalmente.

El cocimiento de cerveza en un sello de correos

El cocimiento de cerveza en un sello de correos

Antes de terminar el año 2016, la organización del concurso procedió a la apertura una nueva sección dentro de su website y mediante ésta dieron a conocer al público quienes se habían clasificado entre los 80 finalistas. He intentado catalogar los diseños expuestos, pero me he decidido por recopilar los mismos en cinco fotos donde mostrar a nuestros lectores grupos de 16 propuestas admitidas; junto a éstas figuran el nombre de sus respectivos autores así como los votos merecidamente recibidos, tanto por vía informática como por las consideraciones estimadas del jurado clasificador.
Estos primeros resultados quedan ahora pendientes de dicho jurado, compuesto por miembros que integran la comisión filatélica del estado, así como personalidades del mundo del diseño; mediante éste han de escoger, en función de la originalidad y creatividad de las propuestas admitidas, un primer premio y un segundo premio por cada categoría.

El cocimiento de cerveza en un sello de correos

El cocimiento de cerveza en un sello de correos

El primero de estos premios consiste en producir y emitir un sello de tirada nacional con el diseño ganador, figurando el nombre y primer apellido del autor, para el año 2017, más una Tablet de alta gama; el segundo de los afortunados en cada categoría, recibirá el obsequio de un pliego de sellos con su propuesta impresa merced la novedosa aplicación comercial “TUSELLO” así como también una Tablet de alta gama. Los ganadores se darán a conocer el mismo día de la entrega del premio final, mediante un evento a realizar en la sede de Correos durante el mes de enero de 2017, en él se expondrán las obras de los finalistas. Posteriormente las mismas se mostrarán, a gran escala, en una exposición que recorrerá las principales oficinas de Correos por diferentes ciudades de España.
Por último y siempre siguiendo las noticias que se comunican desde la propia website del concurso DISELLO, se ha informado que los diseños finalistas van a estar expuestos, a partir del día 1 de febrero próximo, en la Oficina Principal de Correos, Plaza de Cibeles, Madrid. Es decir, en lo que es hoy la sede principal del Ayuntamiento de Madrid, existe a disposición del público una gran oficina postal; en la esquina del Paseo del Prado con la calle Montalbán, donde el público sigue asistiendo a esta remozada dependencia para temas de franqueo y giros postales, etc., entre otras funciones que actualmente gestiona y despacha Correos de España.

El cocimiento de cerveza en un sello de correos

El cocimiento de cerveza en un sello de correos

Finalmente explico al amable lector qué significa el titular de este comentario. Ni más ni menos que una parte del curioso proceso de fabricación de nuestras cervezas, como es la Sala de Cocimiento. Todas las propuestas que presenté a concurso recordaban a fábricas españolas que ya no existen, bien por modernizar sus instalaciones, o bien por haber cambiado de marca propietaria.
En mi diseño más votado hice figurar, mediante una foto que me ha sido cedida por la cervecera Mahou, su antigua Sala de Cocción según estuvo funcionando entre los años 60 y 90 en el Paseo Imperial de Madrid. En esa imagen se pueden observar distintas calderas de cobre que hubo allí, de típico diseño original alemán, en las cuales se procedía a la maceración de los cereales (malta cervecera, maíz o arroz) en tiempo y temperatura suficientes para preparar la materia prima antes someterla a ebullición, en caldera diferente, junto a las flores de lúpulo que dan el característico amargor a una de nuestras bebidas preferidas. Luego existían otras calderas de filtración, aprovechando los mismos residuos de los cereales, desde donde se procedía enviar el mosto resultante a su enfriamiento, con el añadido de la levadura necesaria para finalmente hacer fermentar la materia cocida en su bodega correspondiente.
Un proceso que se ha modernizado, como era natural, y ha convertido esas antiguas instalaciones en motivo de estudio para investigadores de nuestro Patrimonio Histórico Industrial Español. En suma, se trata de un homenaje a las fábricas de cerveza que ya no existen. A su memoria, ¡salud y suerte a todos!

El cocimiento de cerveza en un sello de correos

El cocimiento de cerveza en un sello de correos

El cocimiento de cerveza en un sello de correos
por Pedro Miguel Ortega Martínez
Autor de Libros con cerveza
Socio del Club Español de Coleccionstas Cerveceros · CELCE